La criminalización del pensamiento

La represión violenta tiene hoy en día mala prensa, y tan solo prevalece como ultima ratio del poder. La población ya no acepta torturas, ejecuciones públicas o deportaciones como usos comunes de los poderes económicos, sociales y políticos. Sin embargo, también hoy el orden sistémico disfruta de una legitimidad sin parangón, que se difunde por todos los estratos sociales, en la forma de una aceptación acrítica de sus mecanismos de dominación.

La servidumbre voluntaria retorna con virulencia, y se expresa de dos maneras. Por un lado, con la victoria del social-conformismo, que nos acerca cada día más a la distopía de Huxley, ese mundo feliz sin aristas en el que los hombres tan solo anhelan su propio goce individual. Por otro, con el lenguaje neoliberal del empoderamiento, según el cual son los individuos los responsables únicos de su propia vida, de sus éxitos como de sus fracasos, en un mundo que no tiene otra lógica que la de la competencia. Marcos Roitman denuncia en este ensayo que semejante servidumbre conduce, hoy exactamente igual que ayer, y a pesar de las apariencias en sentido contrario, a que por
doquier se criminalice el pensamiento, entendido este como acto subversivo que critica el statu quo y trata de revertirlo en un orden justo y democrático.

Colección
Dialéctica
Idioma
  • Castellano
EAN
9788416020423
ISBN
978-84-16020-42-3
Fecha publicación
02-06-2016
Páginas
152
Ancho
13,5 cm
Alto
210 cm
Edición
1
Rústica con solapas
12,00 € Comprar en Amazon

Sobre Marcos Roitman Rosenmann

  • Marcos Roitman Rosenmann
    Marcos Roitman Rosenmann (Santiago de Chile, 1955) es doctor en Ciencias Políticas y Sociologíapor la Universidad Complutense de Madrid, donde imparte docencia como profesor titularen las materias de Estructura social contemporánea y Estructura social de España. Columnista delos ... Ver más sobre el autor